Para querer llegar a un futuro sostenible, es necesario entender qué es la sostenibilidad empresarial y cómo se puede llegar a ella con la adopción de medidas que ayudarán a la reducción de los impactos ambientales generados por cada una.

Sostenibilidad es la suma de todos los esfuerzos que realiza una empresa para mantener su actividad económica teniendo en cuenta factores sociales y ambientales, mediante acciones responsables con sus recursos.

Se creía que la adopción de estas medidas era únicamente responsabilidad de las grandes empresas a nivel industrial, pero según la ISG (Instituto global para la sostenibilidad) las pymes contribuyen con el 30% de la afectación ambiental ya que son muy ineficientes con el uso de agua, energía y la producción de desperdicios. Por lo que es urgente que se involucren dentro de un marco sostenible.

Encaminarse hacia un futuro ambientalmente amigable es fundamental para cada empresa e industria. Estas miden su éxito a través de los informes de sostenibilidad donde se analizan factores como:

  • Consumo de energía
  • Emisiones de Gases de efecto invernadero.
  • Producción de basura y aire limpio.
  • Calidad del agua de sus efluentes
  • Gastos de innovación.
  • Proveedores con los que trabaja cada industria o empresa.

Para entender cuáles son las ventajas de trabajar a favor de la preservación y conservación del ambiente, desglosaremos soluciones efectivas para algunas de las industrias más representativas del país como: la industria de alimentos y bebidas, textil, minera, farmacéutica y las pymes.

Industria de alimentos y bebidas.

La alimentación sostenible forma parte de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, es por eso que todas las empresas que participan dentro de este sector son corresponsables de garantizar una seguridad alimentaria.

Para poder llegar a donde se desea se puede empezar por adoptar medidas como:

  • Optimización de recursos, incorporando estrategias como el diseño ecológico, tecnología de innovación, reciclaje y reutilización de materiales.
  • Búsqueda de proveedores que compartan una estrategia de sostenibilidad.
  • Mejor aprovechamiento de los recursos hídricos.
  • Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Compromiso de cumplimiento de los estándares con respecto al tratamiento que le dan a las aguas que utilizan y desechan.

Industria textil.

Las soluciones dentro de esta industria van más allá del uso de algodón orgánico. El consumo de agua, energía y productos químicos plantea un gran reto para las empresas textiles en todas las etapas de su proceso de producción.

Cada paso de la cadena se puede centrar en diferentes aspectos hacia un camino sostenible, por ejemplo:

  • Implementar controles en los factores de producción incluyendo el consumo de agua y energía.
  • Aumentar la disponibilidad de materia prima sostenible ya que esto incrementará la posibilidad de reciclaje. A mayor uso de materiales y agentes químicos menor será la posibilidad de darle una vida útil en todo su ciclo a la prenda.
  • Invertir en tecnología de innovación, esto ayudará a reducir grandes cantidades de agua contaminada químicamente, logrando al mismo tiempo reducir la demanda de agua dulce.

Industria minera

Una minería sostenible propone que la actividad perdure en el tiempo siendo responsable con generaciones futuras, evitando dejar pasivos ambientales y problemáticas sociales que alimentan el ciclo problemático con el que cuenta la industria hasta el día de hoy.

Existen estrategias importantes que apuestan por una actividad sustentable, inclusiva, ambientalmente viable e innovadora, estas se centran en tres ejes fundamentales: La economía, la sociedad y el medio ambiente. Por ejemplo:

  • El uso de tecnología y la necesidad de innovar es importante dentro de la actividad, ya que esto permitirá la optimización de procesos de producción. Es importante contar con equipos nuevos que cumplan los estándares requeridos, los cuales a su vez, sean amigables con el ambiente y ayuden reduciendo el impacto en los ecosistemas.
  • La reducción de contaminación a través de estudios efectivos de impacto ambiental.
  • Ahorro de energía mediante prácticas sustentables de uso de energía renovable.
  • Se debe establecer una buena comunicación con las comunidades para conocer qué problemas se pueden prever y atender.
  • Poner al tratamiento de aguas como componente principal dentro de la actividad minera.

Industria de servicios generales y pymes.

Un modelo de negocio rentable también puede ser amigable con el ambiente, es cuestión de plantearlo dentro de la estrategia general de la compañía para que todas las áreas de la organización se alineen a este objetivo.

Cada vez un mayor número de personas tiene conciencia sobre el daño existente en el entorno natural. Según el profesor Antonio Chamorro “El consumidor verde es quien manifiesta su preocupación por el medio en su comportamiento de compra. Esto lo manifiesta a través de la búsqueda de artículos que sean percibidos como de menor impacto ecológico”. Para encaminar una compañía dentro de un marco sostenible y altamente productivo se puede:

  • Alinear al personal con los objetivos verdes dentro de la compañía. Es decir, crear hábitos ambientalmente amigables dentro de la organización.
  • Determinar el uso y consumo máximo de los recursos como: agua, papel higiénico, plástico, energía, entre otros.
  • Establecer una proyección anual de gastos en cuanto a consumo de energía, agua y recursos materiales a usar.
  • Sustituir focos ineficientes por focos eficientes para generar un ahorro del 50% al 75% en consumo de energía.
  • Conocer el cálculo de GEI (gases de efecto invernadero), esto a su vez ayudará a reducir sus emisiones en cuanto al porcentaje de toneladas de CO2 que se producen dentro de la organización.
  • Determinar una correcta clasificación de desechos y generar un buen plan de reciclaje.
  • Establecer alianzas con proveedores ecológicos.

La responsabilidad para mantener una actividad económica rentable y sostenible, empieza con la organización y las metas que ésta desee cumplir. Entender a las comunidades, trabajar en pro a la conservación y remediación del ambiente representa una ventaja competitiva para cualquier empresa o industria. Además de ser tendencia, en la actualidad se ha convertido en el pilar principal que persiguen todos los gobiernos.

  • Autor:

Posts relacionados

  • En Ecuador aproximadamente se trata el 12% de las aguas residuales domésticas. Eso quiere decir que el 88% que no se trata, se...

    Leer más
  • Para poder entender de manera total cómo funciona un filtro multimedia y cuándo es necesario aplicar uno, es primordial conocer...

    Leer más
  • Históricamente, el avance en tecnologías para el tratamiento de aguas ha sido importante para el abastecimiento de agua potable...

    Leer más